BRINDEMOS JUNTOS, HERMANO MIO

Esta poesía la escribí hace unos años dedicada a mi hermano mayor… en el momento más difícil que, hasta ahora, le he visto atravesar en la vida. Porque con los hermanos se comparte, herida y vínculo.

Y hoy la dedico también a los hermanos y hermanas del alma, compañeros y compañeras del camino.

belen-hernandez

Brindemos juntos, hermano mío

Siéntate conmigo aquí, hermano mío
y tómate esta copa de vino bendecida
y brindemos juntos
por nuestras vidas
por nuestras almas.

Porque de donde tú vienes, yo vengo,
y donde tú lloras, yo lloro
y el vino puede salvarnos.

Aquí no caben los espacios de colores,
la inexplicable locura de una historia familiar
que se pierde en la penumbra de otras tantas.

El vino va a mecernos, hermano mío
y embriagará nuestra soledad y el miedo.

Mezámonos en el silencio que salpica
y mécete conmigo en su ternura,
dejémonos mecer
y en su amargura
abracemos de la mano
aquí
esta pequeña muerte que sentimos.

Coge tu copa
dame tu mano, y brindemos
porque sé de dónde vienes
y de ahí
yo vengo.

Gentileza de Belén Hernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s