Hermandad

caminos de sol, caminos de sal.

desiertos, charcos, mares, fondos marinos, coches de metal, mofletes redonditos, pantalones cortos, vestidos igual, peleas guerreras, ¿mancaches?… ¡manquei!… preguntas imposibles y sobre todo presencia invisible, vínculo de hogar, melaza de azúcar, horno aún caliente, olor a pastel.

la vida fácil como ahora y la irrelevancia y la inmediatez de todo ello.

ricitos oscuros, ojos negros, ganas de besarte – guapo como estabas – , acercarme con cuidado a tu cuna, quedarme mirando; no recuerdo nada de esto, no hay caminos posibles hacia el pasado en ningún lugar de mi cuerpo – por favor, y que nadie pregunte por el alma – . recreo fotos, recreo fantasías, nuevas construcciones y reconstrucciones.

pasar la tarde, sentarse en la escalera, comer un helado, subir a los árboles. desagrado de que vas a seguir bebiendo, borrachos los dos; a veces más colgado tú, a veces más colgado yo. papeles envueltos en colores, calzoncillos revueltos en el armario. tus chicas, que de pocas casi siempre fueron las mismas. tu familia, tu hijo, mi sobrino.

dejar de hablarnos. silencio sobre silencio, meses sin saber nada y como final the straight story; y un día muere alguien o resucita algo y de nuevo en el brete. cristales traslúcidos o esmerilados… menos mal que ya desoigo cualquier consejo extraordinario. menos mal que me he ido alejando de toda esa patraña.

dos chavales dentro de una gota de lluvia.

perlas en el tiempo.

 

Gentileza de a. d.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s