Los hermanos Tanner

Tengo que decir lo primero que me ha gustado tanto…que lo tuve que leer dos veces…como si quisiera retenerlo en mí, hacerlo mío impacientemente …por su generosidad y su aroma. Rico, rico…

Este libro me ha llevado a disfrutar de un gozoso paseo por la vida, por lo que hay dentro de ella, por la belleza de la naturaleza divina, por la sensibilidad de los seres humanos. Un paseo afectivo acompañado de sueños y realidades…de distancia y cercanía humanas. De lo que significan otra vuelta más a la pertenencia y a la autonomía.

Un elogio a la lentitud y al reposo que acaece con la vida.
Nos muestra cómo enfrentan sus grandes temas los seres humanos (las relaciones, la responsabilidad, la solidaridad, el autoconocimiento y el conocimiento de los demás, la libertad, los sueños, las emociones, lo afectivo).

En definitiva, un libro sobre el contenido de vivir, y las cuestiones que ello nos plantea, con tal sensibilidad que contagia esa mirada a la propia cotidianidad sin esfuerzo. Al menos en mi experiencia ha sido así. La mirada del autor es tan tierna y amorosa, tan entusiasta y optimista…que dan ganas de leerle más y más…

Me ha fascinado su reconocimiento a lo “divino y adorable” de la naturaleza y de la vida en general, en el sentido de superar ambas la capacidad de comprensión del ser humano.

Es una escritura delicada acerca de la búsqueda espiritual del ser humano por el mundo, en el difícil equilibrio de vivir no sólo para uno mismo sino para todos.

Contagia el mirar la vida con ojos de aprendiz permanente, de actitud serena, confiada y esperanzadora. Enseña la importancia de la entrega al otro ser amado como si uno fuera un regalo, algo que parece sencillo cuando lo lees y, ¡tan complejo de llevar a la vida, de practicar!

Es un libro que honra al proceso de crecimiento personal. Un libro que habla del amor fraterno, del amor al otro como si fuera un hermano, siendo el hermano lo más próximo y lo más lejano a uno mismo.

En él los hermanos son con los que se compite en amor y en dolor…de los que uno compite o hace referencia…a quienes se les echa en falta … Resonancias profundas cuando habla del hermano loco que se vuelve invisible cuando lo ingresan en el manicomio…qué gran verdad! ¡Qué gran dolor!

Por todo ello, un libro con alma, sagrado en tanto que revela la importancia del tiempo, de la espera, de la lentitud, y de la aceptación que requiere la madurez del ser humano.

Los hermanos Tanner trae mirar estos temas de los encuentros y desencuentros entre hermanos (de sangre y/o de vida), el fluir del tiempo que se lleva y trae cosas…El soltar…para aprender de todos los hermanos y hermanas del planeta… eso sí encontrando las distancias razonables para ambos. La idea de cómo hemos de hacer esto más presente en la mente y ampliarlo y ponerlo en práctica.

Los hermanos Tanner sabe a amor, huele a amor, suena a amor, acerca al ser humano a Dios, a la naturaleza y al arte, ambos sagrados.

Es una muestra de la capacidad del hombre de solucionar pequeñas situaciones cotidianas, dejando caer “las barreras que las susceptibilidades humanas levantan”, por ejemplo, en los llamados por el autor “raptos de despecho humano”.

Rescato también el trato legítimo hacia los efectos de los sentimientos negativos que pueden suscitar las provocaciones, así como la motivación a la acción de la rabia y la vergüenza, la envidia y el odio.

Por último, destaco el trato a la desdicha como maestra de vida. Perfume de resiliencia. Recomendable lectura, deseable siempre. Agradecida.

Toñi Maquirriain

Anuncios

2 comentarios en “Los hermanos Tanner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s