Hermano

Mi querido hermano,

Hace mucho tiempo que te fuiste, pero sigues presente en mi vida.

Tú y tu recuerdo son una de esas heridas del alma que con mucho tiempo cicatrizan, pero que de vez en cuando se resienten y duelen.

Uno de los vacíos que nunca se llenan.

Con tu marcha se fue mi hermano pequeño, medio casi mi hijo. Sentía hacía tí una ternura especial.

Te miro con frecuencia en una foto que tengo cerca y te veo joven y sonriente, lleno de vida, y me sigues faltando.

Imagino conversaciones contigo, cercanía y abrazos.

Muchas veces, como te prometí, he compartido contigo paisajes y atardeceres, rutas y paseos, y has estado en momentos felices y en situaciones difíciles, acompañándome, dándome luz y paz.
Gracias por el tiempo, siempre corto, en que pude disfrutar de ti. Gracias por que me sentí cuidada y querida.

Hasta siempre hermano

Estrella Revenga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s