Hola Esperanza

Jose Antonio Ruiz Suarez

Nacimos juntos un día de verano hace ya 47 años, ¡47 años ya!

Yo vi la luz media hora antes  y después ante la sorpresa de todos apareciste tu, en ese tiempo no había ecografías y fue una gran sorpresa, apareciste como diciendo ¡Hey!, ¡yo también estoy aquí y soy parte de este momento, soy parte de ese que ya esta fuera! y quiero que sepas que a día de hoy te sigo sintiendo así, parte de mi, porque siempre que buceo hacia mi origen, hacia el re-descubrimiento de mi, veo que casi todos mis primeros recuerdos , las imágenes que tengo, las sensaciones y emociones que me convirtieron en lo que ahora soy son compartidas contigo… Recuerdos que a veces son difíciles de descifrar por lo tempranos que son como por ejemplo la mirada de cuna a cuna en puro reconocimiento que somos dos y que nos pertenecemos paliando así quizás la ausencia de quien nos dio la vida y queremos que siempre este ahí mirándonos y acogiéndonos, y otros claros y nítidos en donde incluso me vienen los olores y las texturas de objetos que compartimos, de juguetes, yo con mis coches de plástico y tu con tus muñecas y sus vestidos. También peleas encarnizadas de niños que ponen todo en lo que hacen y quieren.

En estos años que son toda mi vida, que son toda tu vida han pasado muchas cosas y la misma vida que tanto nos unió en el comienzo ahora nos ha separado,  creo que demasiado, nuestra relación se ha vuelto distante, no solo por la distancia en kilómetros que nos separa que es lo que menos me preocupa sino por el contacto intimo entre los dos, por la distancia que hay entre tu y yo cuando nos encontramos frente a frente, es por ello que te escribo esta carta, Esperanza, que aunque solo sea al leerla haga que el hilo fino e indestructible que nos une re-establezca su función. Esperanza del reencuentro que tanto añoro lo que hace que dé este paso hacia ti contándote como es mi vida ahora , que es lo que me ha ido pasando en esta vida loca, con el intento de mostrarme abierto a ti, las puertas que voy abriendo, los caminos que voy transitando con mayor o menor esfuerzo y que me llenan, Esperanza en la vida, Esperanza que me ayuda a poder disfrutar de olores, de sabores, de ternuras que encuentro y que doy, de ir aprendiendo a pedir si necesito y de dar si tengo….Esperanza o anhelo de volver a ser pleno como lo fui contigo, porque ¿sabes que? creo que todos los pasos que doy van dirigidos hacia ahí, a reencontrarme con la esencia con la que nacemos y que yo tuve la suerte de vivirla junto a ti, es por ello doblemente dolorosa la distancia que se ha creado, que hemos creando entre los dos.

He estado años creyendo en la imposibilidad de rescatar lo nuestro, cualquier intento de acercarme a ti fue en vano y ahora me doy cuenta que esta desesperanza que me hacia intentarlo solo a medias era fruto de mi miedo a ti, miedos que nacen en mi y son tan solo míos, miedo a mostrarme vulnerable y a aceptar que yo tengo mi parte de responsabilidad, porque siempre me fue mas fácil echar balones fuera y no aceptar la exigencia que proyectaba en ti y de esta manera ponerme por encima tuyo, la competitividad entre nosotros nunca paso desapercibida .

Ahora, también con miedo, y poniéndolo de mi lado pero no como un obstáculo que siempre me paró sino como una emoción que aparece también ante un momento en que el riesgo y el deseo forman parte de mi excitación, te quiero decir que te quiero, te quiero pedir perdón tanto por lo que hice como por lo que no y así agachar la cabeza y mostrarme ante ti humilde y mostrarte mi mas profundo respeto.

Aunque reconozco haber sido muy pesimista y darlo todo por perdido , me doy cuenta que vale la pena luchar por ti, luchar por lo que importa que en definitiva es luchar por mi mismo, por lo que es importante para mi vida, y tu eres importante para mi, muy importante, querida hermana.

Te quiero contar un encuentro que tuve el otro día, fue un encuentro profundo, inesperado, como un sueño algo surrealista pero para mi lleno de significado y emoción que me va acompañando desde ese día, te lo quiero contar porque es algo que tiene que ver con los dos aunque tu no aparecieras, pero sin duda, como ya te dije antes, también de alguna manera estabas ahí muy presente.

Me encontré con una sombra negra y para lo miedoso que soy yo no me dio ningún miedo sino todo lo contrario, en realidad lo que me produjo fue atracción, esto sí que me asusto por un momento, estoy  acostumbrado que el miedo aparezca  y marque mi reacción cuando estoy ante algo nuevo o desconocido , mi primera reacción suele ser la de huir pero en esta ocasión no escapé de la atracción que ella me estaba suponiendo, me quedé a ver que es lo que iba a pasar.

La sombra era grande y larga y cuando empiezo a darme el tiempo y el permiso de quedarme frente a ella para saber que es lo que tenía en frente me doy cuenta que  tiene un aspecto definido y es como sí estuviera viendo enfrente de mi la sombra alargada, gigante de una señora amamantado a su bebe, de mamá amamantándome a mi…el caso es que en realidad no se sí llegamos a tener esta experiencia alguna vez porque todos sus partos  fueron complicados, difíciles y no pudo darnos el pecho de manera continuada a ninguno de nosotros.

La cuestión es que esta es la sombra que a mi se me apareció , la sombra que me atreví a encarar , a mirar , a observar y definir y que tanto me sorprende que me dejara fascinado y por lo que sea mi miedo desapareciera y se convirtiera en atracción , en una atracción irresistible, en una atracción antigua y llena de contenido aunque sepa que sí me doy, si me voy hacia la sombra me voy a sumergir en un gran vacío , en el vacío de una caída hacia la vida, en el vacío de no saber que ocurrirá el siguiente segundo, con la única agarradera de mi propia decisión y del amor incondicional de esta madre que amamanta a su hijo con entrega y dedicación total, como sí el mundo y todo su movimiento estuviera al servicio de ese momento de relación universal plasmada en sus dos miradas que se encuentran y se detienen para aceptar lo que son ,para fundirse en ese inmenso y profundo blanco de ojos que se encuentran y se detienen sin ocultar ni mostrar nada.

Ella, sentada frente a mi, una gran sombra sin rostro como un agujero negro pintado en el aire que al mismo tiempo respiro…

Le hablo:

Siento una gran atracción hacia ti, eres como un imán que me hace juntar las manos y querer tirarme como a una piscina dentro de tu negrura, lanzarme a ese vacío en que confío , a ese vacío que hay en ti y que ahora sé que es el único camino que me queda ya, todos los demás ya se agotaron, era tanto mi miedo que gaste todos esos senderos, los corrí y recorrí sabiendo incluso que eran caminos de ida y vuelta y otra vez a empezar.

Entonces ella sin hacer nada ,en plena calma me dice:

¡Me gustas, me gustas, me gustas!

Me gusta lo que haces Jose, me gusta lo que has hecho hasta llegar aquí …me gustan todos tus caminos recorridos y aquí estoy para ti, te quiero, te necesito.

Al decirme esto todas mis defensas cayeron y llore de emoción , primero a trompicones y luego desahogadamente, estas palabras significaron un bálsamo hecho de compasión hacia mi  que me nutre de confianza desde la piel hasta el tuétano de mis huesos…

Este encuentro es un diálogo con mi otra parte, con la parte que menos conozco, la parte que no se hace presente , que escapa cuando la razón se pone obstinada, que es sutil, que mueve otras memorias que están en las fibras de mis músculos, es encuentro con mi parte femenina que fue mi madre quien primero me enseño y que se relaciona con la ternura , con el cariño hacia mi mismo, con mi cuidado y con mi amor más puro ,encuentro que significa una reparación en mi relación temprana, algo que aprendí y ahora que soy mayor ya no me vale en mi andadura por el mundo y en mi relación con el.

Ahora ando con confianza pisando con todo el pie hacia delante, si, con mi miedo que es mío, a medida que voy evoco este encuentro que tanto me reconforta y me ayuda en el transito de lo que voy viviendo, de lo que al igual que ella me va apareciendo y me permito quedarme a descubrir su forma , a descubrir su esencia, lo que me quiere decir, a quedarme frente a ti y descubrirte y descubrirme y vivir el momento que se abre único entre tu y yo.

De verdad feliz encuentro en lo lejano, en lo olvidado , en lo profundo para seguir caminando por este mundo con ese amor incondicional que es el de una madre y que puedo proporcionármelo yo  a mi mismo de esa misma manera y tratándome así me acerco a ti, Esperanza, porque muchas veces no me trato bien y paso mucho tiempo dedicando gran parte de mi energía en luchas interiores , en reproches de si podía haber hecho esto o aquello mejor.

Esperanza, el mundo entero toma otro brillo cuando soy compasivo conmigo, cuando soy capaz de quererme y perdonarme y no ser tan severo y es entonces cuando soy capaz de verte e ir hacia ti y es con esta carta que vuelvo a decirte que te quiero porque me quiero y quiero que vivas porque me siento vivo y egoístamente decirte que te quiero a mi lado porque contigo es mas fácil y divertido.

Hablando de diversión, ya sabes cual es mi oficio, jejejeje… soy Payaso…, nunca te he contado como vivo yo esto de ser Payaso ¿verdad? cuando me pongo la nariz es como si otra parte mía se pusiera en funcionamiento, ablando mis prejuicios, diluyo mis tensiones, acreciento mi creatividad, acepto y trabajo con lo que me encuentro, respiro profundamente y soy un ser mas vulnerable, mas abierto, mas sensible a mi propia emoción y a la de las personas con las que me encuentro… es por esto que creo que lo que hago es arte, el arte del payaso, el arte de estar presente, de vivir el aquí y ahora, donde pongo toda la energía en el momento de actuar e interactuar con el otro, con el mundo. Muchas cosas me ha enseñado mi oficio, como el darme la oportunidad de no perder de vista al niño que fui e ir rescatando para la vida diaria la capacidad de sorpresa, la espontaneidad, el goce y el juego porque en mi creencia de lo que es ser un hombre estas cosas no tienen cabida y mi payaso me ayuda a desandar ese camino de la creencia para aceptar que un hombre necesita su parte de niño así como a rebajar mi compulsión de querer tenerlo todo controlado y saber que esto es imposible e ir aprendiendo poco a poco, como hacen los buenos Payasos a quedarse en el vacío y así dar la oportunidad a la vida que haga lo suyo, cuando soy capaz de esto y no intento imponer lo que yo creo es cuando de alguna manera los acontecimientos fluyen y solo tengo que estar abierto a las oportunidades, en realidad solo tengo que estar y ser y confiar, Esperanza.

Visito a niños hospitalizados con mi roja nariz y con mi bata de Doctor Sonrisa llena de colores, no sabes lo que es este trabajo desde la perspectiva tras la nariz, en estos momentos en que las familias con sus niños enfermos transitan por un mar de emociones encontradas, en donde veo claramente día tras día como es la lucha por la vida de estos impacientes y que con dolor y todo están disponibles para el juego, no sabes cuanto me enseñan los niños de como es la vida, Esperanza, ellos si que saben lo que es estar en ese vacío creador y en sintonía con la vida, y como un día están allá abajo y al día siguiente están allá arriba  porque esto también es el ciclo natural de las cosas , al que creo que nos debemos rendir ya que no puede haber día sin noche, no sabríamos que es la alegría sin la tristeza, el optimismo sin pesimismo y por supuesto no existiría Esperanza sin desesperanza, en el hospital es muy claro estos ciclos, estas transiciones por unas y otras emociones porque las situaciones son límites y aparece lo mas puro, las caretas caen ante la realidad que vive y yo soy participe, parte activa en estos tránsitos en donde me toca acompañar con mi roja nariz y mi bata de colores.

Hay veces que en la intimidad coloco dos sillas, una frente a otra, y mantengo conversaciones contigo Esperanza, en una te coloco a ti y en la otra me pongo yo, lo hago sobre todo cuando la tristeza es mucha, cuando la confusión no me deja ver, cuando estoy rabioso porque hemos discutido… es así que me comunico contigo, o en realidad con la Esperanza que hay dentro de mi y aquí es cuando puedo ver cual es mi responsabilidad cuando te alejo de mi, cuando y como pongo las barreras para que el amor entre ambos se restablezca.

Yo: Eres obstinada, orgullosa, no puedo ni hablar contigo porque no escuchas, siempre hay que hacer lo que tu quieres y no estas dispuesta a cambiar en nada, vives en otro mundo que no es el mío.

Tu: Pareces un niño chico, no haces nada mas que quejarte y cuando vienes aquí quieres imponer tu voluntad por la fuerza.

Yo: No es eso, solo te digo como yo lo veo, lo que pasa es que no quieres aceptar otro punto de vista que no sea el tuyo.

Tu: Entonces déjame ya, no hay nada mas que hablar, ¡Vete de aquí!.

Yo: ….No me quiero ir, …quiero estar junto a ti …y me gustaría no discutir, por favor sigamos hablando pero esta vez desde otro lugar, …desde el corazón, …¿te parece?.

Tu: …Vale, ….Venga … Dime.

Yo: Me alegra que podamos estar así los dos, mirándonos, aunque no digamos nada, encontrándonos, dejando de pelear, de discutir, dejando de competir entre nosotros, solo así frente a frente, estando y dejándonos estar, deja que disfrute un poco de esto Esperanza.

(Tu me miras y no dices nada, pero algo a cambiado en ti, vuelvo a reconocer en tu rostro la dulzura, la compasión)

Yo: Siento haber sido tan duro y critico contigo, lo que pasa es que el miedo de mostrarme vulnerable ante ti me hace ser así, y ahora que atravieso la barrera del miedo y estoy blandito ante ti y contigo creo que te puedo disfrutar, si me dejas.

Tu: Claro que te dejo, porque además te estaba esperando y yo tampoco sabía como acercarme a ti.

Yo: En lo mas hondo de mi necesitaba volver a estar cerca de ti, Esperanza.

Finalizo esta carta con  Esperanza de ir hacia ti en un encuentro feliz poniéndome mis mejores galas porque yendo así es como puedo contagiar para que tu también te pongas tu mejor vestido.

Doy este paso porque soy yo quien provoco las cosas que me pasan y solo esta en mi, en mi mano el hacer para que las cosas cambien y como creo que tiene un poder de arrastrar mayor lo negativo que lo positivo me voy a agarrar a mi deseo lleno de optimismo y mi mente, mi sentimiento y mi instinto todos a una y a la vez me gritan que Sí, que adelante.

!!!Adelante¡¡¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s