Foto de Ismael Álvarez

Aunque en la imagen aparece la familia al completo, lo que siento al verla es sobre todo la fuerza invisible de la hermandad: con nuestros padres intercalados, estoy yo en el centro y mis dos hermanas en cada extremo, como consolidando la estructura familiar, entretejiéndola, como dando el verdadero sentido a la función Madre y Padre. Al verla veo la posición que, desde niños, ya fuimos cogiendo en la familia.
Podría desarrollar, con placer, muchas interpretaciones simbólicas que detecto en la imagen: la posición de cada hermano entre los padres, mi hermana mayor hacia fuera pero unida por la espalda, mi otra hermana sostenida y agarrada por los brazos de mi padre, yo entre los de mi madre pero con las piernas separadas, los jerséis de colores rojo y verdoso uniendo mágicamente caracteres y similitudes, la silla vacía mirando a cámara, la sombra única que formamos el grupo excepto por el pie avanzado de mi padre, la excavación en el terreno en la que estamos medio soterrados…; pero sobre todo, más allá de interpretaciones, siento que somos los hermanos los que cerramos y organizamos el clan, los que hacemos el grupo, los que mantenemos con una energía de atracción a los “padres” (biológicos, adoptivos, sociales, etc.), que somos la energía de unión de “la familia”.
Aunque nuestros padres nos crearon, aunque gracias a ellos mis hermanas y yo tenemos el don de la vida, al observar esta imagen siento que somos los hermanos los que, en realidad, hemos creado esta familia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s