Hermanos

Yolanda Mozota

Encontrarnos dándonos la mano
despedirnos sin un abrazo
a veces buscando compañía auténtica aunque no esté definida la profundidad.

Sigo buscando una mirada eterna que me devuelva lo que vivimos juntos
según voy creciendo te vas distanciando
vas desapareciendo de mi lado aunque la distancia no disuelva el vínculo.

El lazo de sangre nunca desaparece
y hay hermanos no de nacimiento,
y hay miradas que se van encontrando y que cuando desaparecen las siento como perdidas de tierra fértil.

Abrazo esa piel que me da la mano
esas sonrisas y guiños cómplices
y esa cálida brisa que me calienta el alma cuando mi corazón se congela.

Y no todos esos abrazos son verdaderos
y no todas esas sonrisas son falsas
Y no siempre suplen la soledad
pero aun así la calidez siempre acompaña.

El afecto facilita el camino
el respeto se va creando
el desafío es seguir regándonos
el amor se alcanza.

Hermana te quiero con e incondicionalmente
hermanos sigámonos eligiendo, sigámonos buscando.

Las pérdidas son inevitables
los encuentros fortuitos
los acuerdos pactados
los desencuentros nos van creando.

Construyendo nuevos caminos
anhelando encuentros plenos cuando son vacíos
la profunda superficialidad de tu contacto
da sabor a los besos fugaces de nuestros abrazos.

La hermandad aquieta la soledad
despeja el árido camino
socava los corazones vacíos
y sobre todo acuna el alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s